Páginas vistas en total

lunes, 20 de agosto de 2012

Corazón agonizante.



Se ahoga este corazón entre lágrimas,
por rozar tus labios,
cómo un pétalo de tulipán
besan los míos cuándo te pienso.

Agoniza éste corazón por saberte,
y lograr acariciarte..

Dejádlo morir, no lo reaniméis,
pués si de ellos depende mi vida,
prefiero la muerte,
antes que dejar de amarte.


2 comentarios:

Ethel H Rodriguez dijo...

Noooo!! siempre hay que resucitar , recuerdalo !!
Escribes hermoso César es un deleite pasear en tus versos, un abrazo!!!!!!

Duende Verde dijo...

El deleite es tener tu amistad mi querida Ethel!!
Mil besos!!