Páginas vistas en total

domingo, 17 de noviembre de 2013

Las cicatrices del Corazon.



Esta cicatriz en el corazon,
que intenta cerrarse sin dar tiempo al tiempo,
que suspira por ti,
en estas mañanas de invierno,
sin tus te quieros, sin tus caricias,
sin tus momentos.

Deambulo por los pasillos del miedo,
de este laberinto que recorre un lamento,
de la puerta que cerraste de tus sentiminetos,
dejando tan solo bonitos recuerdos.

De dias que agonizan,
sabiendo que no te tengo.

Y es que el amor,
hay que vivirlo a fuego lento,
pues a menudo dura, lo que dura un invierno,
o tal vez, lo que dura un beso cuando sabe a desamor,
lento....muy lento...
cual gaviota volando a contraviento.

sábado, 21 de septiembre de 2013

Un recuerdo en tu secreter.



Un te quiero guardé entre tus labios,
un susurro de mi amanecer,
la suave caricia de aquel otoño,
guardada en tu secreter.

Un corazón que sufre en silencio,
los besos que de ti rescaté,
que rápido dispara cupido,
que lento agoniza este amor,
cuándo ya no queda un después.

jueves, 29 de agosto de 2013

Corazón de Almíbar.

A ti, mi corazón de almíbar,
la caricia de pétalo de rosa,
susurro de brisa de mar.

Suspiro de Luna enamorada,
rocío de todas mis mañanas,
mi presente del verbo Amar.

A ti, que endulzas mi vida,
mis sueños y mis momentos,
la que da vida a los largos silencios,
de mi soledad.










sábado, 13 de julio de 2013

Cautivo de tus besos.


Nunca dejes de quererme,
me sentiría huérfano de tus besos,
de tus caricias, de tus miedos.

El horizonte, no tendría razón de ser,
para que seguir con tu ausencia,
nadra tendría sentido,
moriría sin tus latidos.

Y cuándo pronuncie tu nombre,
el eco de mi voz, será un susurro al viento,
por ti muero, y mueren mis lamentos,
por un te quiero tuyo,
seré siempre cautivo de tus besos.

domingo, 7 de julio de 2013

Minutero de Amor.

















Siempre hay una caricia que trae el viento,
una carta de amor sin caducidad,
que tantas veces muere,

como el reloj de arena de mi tiempo.

Éste si, éste quizás,
ésta lágrima que deambula por los arrabales de mi soledad,
que no entiende de corazones mutilados,
y ésta orquesta que me acompaña
tocando día a día,
el son de la despedida.

Éste seguir muriendo cada día
en la orilla del amor.

Quejido amargo,

corazón de sentimiento,
late, late, sigue latiendo,
si ella no existe, la invento,
para, para el tiempo
que de su boca salga un te quiero,
aunque dure solo ese momento.

jueves, 20 de junio de 2013

Acariciando tu recuerdo...



Acaricio tu recuerdo,
de aquella tu voz dulce y serena,
del dulzor que embriaga mis sentidos,
cual brisa acaricia el oleaje del mar,
aferrándose a tu recuerdo.

Te pienso, y en ése instante,
noto tu aliento rozando mis labios,
esos que lloran la ausencia de tus besos,
y de tantos te quieros,
aquellos que tras cada verso,
me hacian tocar el cielo.

Muero en cada suspiro y en cada lamento,
y si en algo mi corazón y yo estamos de acuerdo,
es que donde quiera que estés,
siempre serás mi latido eterno.

miércoles, 24 de abril de 2013

Tú....



Tú, la lágrima que mece mis recuerdos,
la primavera que surca mi soledad.

Tú, mi corazón de acuarela,
ese que late en cada uno de mis sueños,
quejido de amor, que se creía eterno.

Soñando despierto,
respirando tu aliento...
todo duró un momento,
como un suspiro,
como un lamento.